¿Qué es lo que mueve a un turista?

Hasta hace algunos año, el hecho de viajar y realizar compras era considerado solo como una actividad accidental que era desarrollada mientras se realizaba algún viaje, y esta se encontraba relacionada con el ocio y estaba bastante ligada a los productos del destino. Pero en nuestros días, las compras dejaron de ser un componente del turismo, para convertirse en una de las principales motivaciones cuando se trata de viajar.

En este sentido, también se ha vivido un cambio en el tipo de producto que se compra durante un viaje. Si años anteriores sólo se trataba de souvenirs, diversos productos gastronómicos gourmet o antigüedades, en nuestros días se compra moda, diseño y tecnología.

Beneficios para los destinos

  • Es un importante factor de crecimiento económico.
  • Desestacionaliza la demanda turística .
  • No es una actividad vinculada al buen tiempo.
  • Se trata de un segmento muy rentable pues los turistas de compras cuentan con un gasto turístico elevado.
  • Hace al sector comercial local más competitivo.
  • Consolida la imagen de las ciudades y también genera un posicionamiento positivo.
  • Es fundamental para la rehabilitación o reposicionamiento de zonas urbanas deterioradas o deprimidas.

Y todo ello sin dejar a un lado, que este turista de compras consume otros productos que son de alto valor, como lo son la cultura, la salud o el bienestar, la gastronomía y el entretenimiento.

De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo, existen cuatro factores o elementos que pueden definir a un destino de compras:

  • La calidad de los productos.
  • La autenticidad de la experiencia.
  • El valor de la oferta.
  • El entretenimiento.

Pero los destinos también necesitan de una política de horarios comerciales que logre encajar con las necesidades que presentan los turistas. En gran número de países han definido zonas de gran afluencia turística, en las que han liberalizado los horarios comerciales. Y es que ahora, los turistas inclinan sus demandas para comprar los domingos, en los días festivos y los periodos de vacaciones.

Los destinos turísticos en consecuencia, se han visto en la necesidad de contar con grandes marcas comerciales, ya que éstas cuentan con un gran peso en las compras. Sobre todo si estas se tratan de marcas Premium o de lujo.

Elementos para convertirse ser un destino de compras

  • Conexiones aéreas con diferentes mercados internacionales.
  • Imagen consolidada como destino turístico.
  • Oferta comercial variada y adaptada al sector turístico (con atención en diferentes idiomas y aceptación de los principales medios de pago internacionales).
  • Libertad de horarios y de épocas de rebajas.
  • Presencia de grandes marcas comerciales.
  • Existencia de productos de calidad típicos del destino.
  • Política de visados adecuada en el país (que permita la llegada de diferentes nacionalidades de turistas).
  • Buena política de devolución de impuestos.
  • Buena oferta complementaria de alojamiento, gastronomía, cultura, salud/bienestar y ocio.
  • Coordinación entre las instituciones públicas y el sector del comercio minorista local.
  • Productos turísticos, relacionados con productos locales, que pongan en valor a industrias y diseñadores locales (destacando lo más auténtico y diferenciador que se pueda ofrecer).
  • Y por último, el destino tiene que desarrollar una comunicación y promoción diferenciada para este segmento turístico.