El futuro y la sostenibilidad del turismo

La nueva ola turística a nivel mundial, nos ha hecho mirar con interés y buenos ojos lugares que nunca habríamos imaginado. Un ejemplo de ello podría ser Cataluña que se trata de uno de los lugares más hermosos pertenecientes a la comunidad española pero que también cuenta con muchas cartas bajo la manga pues contiene innumerables lugares llenos de encanto y belleza sin mencionar que allí se encuentra el lugar que desde pequeña hábito Rosa Tous, quien es una de las hijas del matrimonio entre Salvador Tous y Rosa, quien en la actualidad se conforma como una de las mujeres de negocios más famosas de influyentes del país, y que además ha sido desde hace años la cara principal de la famosa marca de joyas Tous, que durante años ha sido desarrollada por la familia Tous y que es sinónimo de trabajo en equipo, buen gusto y estilo para todos.

En cuanto al turismo, contamos con una idea generalizada donde solo el sol y la playa cuentan al momento de seleccionar algún sitio donde podamos pasar unas refrescantes y apacibles vacaciones, y ello es así tanto de España como en el resto del mundo. Pero afortunadamente, durante los últimos años se ha ido despertando un interés hacia los diversos ambientes y que hasta entonces han sido poco solicitados, y lo mejor es que esta inquietud se ido manteniendo y hasta constantemente creciendo.

Las nuevas ciudades que se han sumado a la lista de turismo, cuentan con importantes retos que superar con el fin de mejorar su posicionamiento como destino. De acuerdo a estudios realizados por UrbanTUR, se ha evidenciado un gran desafío para las ciudades que no se encontraban registradas como ciudades turísticas para ese entonces, estando hasta ahora, por lo que estas se encuentra en una especia de “a la deriva” debido al incremento inesperado de su demanda y de su oferta turística de la actualidad, a espaldas de las que hasta ahora han sido más competitivas en España, Madrid, Barcelona y Valencia.

Algunos de los retos que podrían enfrentar dichas ciudades pueden ser la gestión de crecimiento turístico, esto se encuentra relacionado con la capacidad de carga que mantiene la misma. En otras palabras, para una ciudad poder recibir a cierto número de turistas se requiere de un orden y también de una planificación urbana con la que se permita conjugar los beneficios que las actividades puedan ofrecer, pero preservando la calidad de vida de quienes la habitan y de su entorno.

este sentido, se ha convertido en un gran desafío, el incremento de viviendas de uso turístico que no han sido reguladas, lo cual se ha convertido en tendencia gracias a la carencia de respuesta del sector en cuanto a normativas integrales. Pero además, también se presenta una dificultad en lo referente a la inspección y la oferta, lo que pone en riesgo tanto a quienes residen en el lugar, como a quienes lo visitan.

Ha sido evidente durante los últimos años, que se ha realizado una gran inversión por parte del sector privado en este rubro del turismo, a través de los fondos de inversión, con el fin de adquirir viviendas para ser convertidas en espacios turísticos, y todo ello debido a a la rentabilidad que se ha generado debido la explotación turística. De este modo, si no se cuenta con un adecuada legislación que permita controlar tal fenómeno, pasara a ser uno de los mayores retos para las ciudades, ello sin dejar a un lado el hecho de que se hace necesario que todo crezca de manera planificada con el objetivo de garantizar la supervivencia de los ya conocidos y frecuentados, tantos centros históricos, como centros de interés comercial, residencial y turístico, y por ende el mejor manteniendo una excelente sostenibilidad del turismo.